La defensoría del pueblo ha sido un organismo costoso, ofensivo al Pueblo y un gasto inútil Por José Amalio Graterol Jatar

Fue  creada la Defensoría del Pueblo en la Constitución de 1999, se esperaba que por sus funciones  fuera un organismo de verdadero aliento popular. Claramente determinadas sus competencias en el artículo 280 de la misma Constitución el cual dispone.

“ La Defensoría del Pueblo tiene a su cargo la promoción, defensa. y vigilancia do los derechos y garantías establecidos en esta Constitución y los tratados internacionales sobre derechos humanos, además de los intereses legítimos, colectivos y difusos, do los ciudadanos; y ciudadanas.

         La Defensoría. del Pueblo actuará bajo la dirección y responsabilidad del Defensor o Defensora del Pueblo, quien será designado o designada por un único período de siete años.

         Para ser Defensor o Defensora del Pueblo se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de treinta años, con manifiesta y demostrada competencia en materia de derechos humanos y cumplir con las exigencias de honorabilidad, ética y moral que establezca la ley. Las faltas absolutas y temporales del Defensor o Defensora del Pueblo serán cubiertas de acuerdo con lo dispuesto en la ley.”

Desde su creación la Defensoría no ha tenido ninguna actuación en beneficio de los intereses populares y menos  en defender los derechos humanos, ha sido un cascarón fatuo y vacío que  ni siquiera se ocupa de los derechos humanos.

Su primera titular la doctora Dilia Parra solo pudo estar en el cargo poco más de un año pues el “comandante eterno” se enfadó por los intentos de dicha funcionario de cumplir con sus funciones, Luego German Mundarain  del año 2000 al 2007, se ganó  con mucho éxito el remoquete del “defensor del puesto” por no hacer otra cosa que mantenerse en el cargo sin osar molestar al  presidente Chávez,en su endiosamiento. Luego vino del 2007 al 1014 la abogada Gabriela Ramirez, quien fue cómplice con su silencio de todos los atropellos cometidos en ese tiempo a los derechos humanos. Y en el 2014, supuestamente hasta el 2021 fue elegido Tarek William Saab,a su decir poeta y defensor de los derechos humanos, quien  asumió el cargo y prefirió estar al lado de Maduro apoyando las asesinas OLP, la falta de agua, alimentos, medicinas y la opresión contra todo el que disienta del gobierno y especial señaladamente su  apoyo a que los niños mueran desnutridos  en Venezuela.

Tarek presuntuoso y obstinado defensor de Maduro que no del pueblo, en su rebuscado vocabulario ha puesto el sello de aprobado a cuanta violación a los derechos humanos se cometa en Venezuela.

La oposición ha querido pedirle el cumplimiento de sus funciones y su silencio es de cooperación inmediata, con la violación a los derechos humanos.

La insistencia opositora a llegar al despacho de tan presumido funcionario y el gobierno para impedirlo, ha desatado una fuerte represión para que su conmilitón no sea estorbado en su refugio de la plaza Morelos donde  su musa lo lleva a a hacer poemas ramplones y su miedo a esconderse de los venezolanos, y no dar la cara ante las violaciones al derecho a manifestar y expresar libremente su opinión. Calla ante la represión y los heridos y muertos causados a la población civil con el uso de armas y lacrimógenas prohibidas en Venezuela y  el mundo. Tarek el poeta y defensor de derechos humanos santifica la represión y el crimen contra los ciudadanos. Van tres  días de esta semana, martesl jueves y hoy sábado de brutal represión para que nadie se acerque al Defensor (Represor) del Pueblo .

De donde saca tanto poder para que nadie lo ose molestar y el gobierno se emplee a fondo con la fuerza pública contra todo aquel que quiera pedirle defienda los derechos humanos. Hay dos razones: no creen en derechos humanos y el Defensor ni defiende derechos ni es poeta.

Venezuela ha parido muchos poetas, buenos  literatos,  enraizados en el alma popular  como Andrés Eloy Blanco, que expresó:” Cuando se tienen dos hijos, se tiene todo el miedo del planeta, todo el miedo a los hombres luminosos que quieren asesinar la luz y arriar las velas y ensangrentar las pelotas de goma y zambullir en llanto ferrocarriles de cuerda. Cuando se tienen dos hijos se tiene la alegría y el ¡ay! del mundo en dos cabezas, toda la angustia y toda la esperanza, la luz y el llanto, a ver cuál es el que nos llega, si el modo de llorar del universo.” Lo que pasa es que para Tarek y Maduro los hijos de los que no son revolucionarios, no tienen derechos humanos y sus padres en su angustia por la escasez   pueden ser barridos en nombre de la revolución. Ante eso es hora de  que callen y no hablen más nunca de derechos humanos, han probado su vocación totalitaria. La represión terminará con todo el pueblo unido en la calle que el pueblo lance el yugo y entonar “Gloria al bravo Pueblo que el yugo lanzo, la ley respetando la virtud y honor”

José Amalio Graterol Jatar

@paraguanamalio

Be the first to comment on "La defensoría del pueblo ha sido un organismo costoso, ofensivo al Pueblo y un gasto inútil Por José Amalio Graterol Jatar"